La Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste dictó tres meses de prisión preventiva, al pastor Johan Castillo que deberán ser cumplidos en Najayo Hombres.

Una de las víctimas de los abusos del pastor, ya mayor de edad, expresó que fue violentada por el religioso cuanto apenas tenía siete años, a cambio de chocolates.

Considera que se motivó a contar su experiencia luego de enterarse de que hay otras víctimas. “Él no puede estar suelto, ese hombre nunca ha cambiado su conducta” manifiesta la mujer que dice que le dio un voto de confianza cuando ingresó a la iglesia confiando en que había cambiado.

La víctima incluso dijo sentirse culpable por no haber advertido a otras madres de la congregación de la conducta nocivas del pastor “por estar envuelta en la religión”.

De su lado, el abogado defensor de Castillo, Jean Carlos Rojas rechazó la decisión y adelantó que impugnarán ya que ella misma conoció un proceso anterior y decidió una garantía económica.

Dejanos tu opinión